...

viernes, noviembre 10, 2006

Guerra

Camino hacia las ahora ruinas que solía ser mi casa. Trato de abrir la destartalada puerta pero se cae antes de meter la llave en la cerradura, levantando el polvo del piso y ocasionando que se introduzca a mi garganta, impidiéndome la visión. Toso; tengo sed y hambre ¿Hace cuánto tiempo que no como? Perdí la cuenta. Entro al terreno fangoso dónde antes hubo un jardín lleno de rosas y pasto amarillento; mi pie tropieza con algo: mi perro muerto a mis pies. O al menos lo que era mi perro pues ahora parece un muñeco de peluche sin vida. Su sangre se confunde con la tierra: alguien le disparó. Ojalá no haya sufrido. Continúo mi exploración preguntándome por qué diablos me alejé de ellos. ¿Por mi orgullo? ¿Por mi estupidez? ¿Mi falta de valor? No importa ya la respuesta. Los dejé a su suerte y eso es todo.

Cómo si caminara entre pesadillas, comienzo a mezclar la verdad con los recuerdos. Aquellas memorias de mi pasado que fue tan feliz hasta que la conocí a ella. No quiero recordarla… no logro evitarlo. Si imagen es tan clara, como si ella estuviera aún aquí. Pero no ¡No! Es un sacrilegio recordarla todavía después de todo lo que hizo. Destruyó mi vida… toda mi vida. La odio, la aborrezco, nunca la perdonaré. Algo interrumpe mis locas cavilaciones: una voz, ¡Sí, es una voz! ¡La voz de mi padre! Entro a los escombros y lo encuentro debajo del refrigerador. Lo único que sobresale es su cabeza, su cuello y la mano derecha. Me acercó a él. No respira. Me hinco junto a su cuerpo, trató de empujar el aparato a un lado, demasiado pesado y por más esfuerzos que hago no lo muevo ni un centímetro. Mi padre abre los ojos ¡Está vivo! Respira y como si su alma me recriminara en su último suspiro, muere. Le sacudo el cuerpo, le grito. Mis lágrimas mojan su rostro, nada funciona. Esta muerto. Me recargo sobre mi rodilla para levantarme. No sé de dónde saco fuerzas, es imperioso seguir mi búsqueda, aún faltan mis hermanas, mi madre… mis hijos ¿Pero dónde…?.

Mi cabeza da vueltas, siento el estómago revuelto, el cielo azul se alcanza a filtrar. Azul… qué contraste. Callo mis pensamientos un momento esperando escuchar algo… nada. Las láminas en el suelo crujen mientras las piso. En lo que fuera la habitación de los bebes hallo los pequeños cadáveres de mis dos hijos. Ambos tienen un balazo en la frente. No era necesario ¡No era necesario! Los levanto cómo si se trataran de livianas plumas. Pensé que pesarían más, pero no…eran tan pequeños. Ahora se ven diminutos. Parecen fetos. Uno tiene los ojos abiertos, los cierro. Me da miedo tocarlos, parece que se fueran a deshacer… eran tan indefensos ¡Eran unos bebes! Y yo los dejé solos… por irme con ella… con esa zorra… Los dejo bien abrigados en su cuna, abrazados. Seguramente estarán juntos por siempre, ahora su madre los estará cargando, arrullando… Era una buena mujer. La mejor de las mujeres. La cambié… yo no sabía que mi amante era la hija del general… Para ser sincero, en ese momento no me importaba nada, estaba cegado… Cegado… camino hasta el patio de atrás. Mi madre… la sacudo: muerta. Mis hermanas, una sobre la otra… sus vestidos manchados de sangre… la pared salpicada también de ese viscoso líquido… balas por todos lados…
Cierro mis ojos, pero el terror ya está dentro de mi.
Me figuro los gritos de mi familia mientras los masacraban ¿Pensarían en mi? ¿Me perdonarían? ¿Y los vecinos? ¿Y la policía? La policía… que absurdo… ellos se encargaron de destruir mi vida por las órdenes del general. ¿Alguno de los asesinos se habrá detenido a pensar en lo que estaba haciendo?, ¿que estaba asesinando a personas inocentes… a niños… a un par de ancianos…? ¿que terminaba con la vida de gente desconocida para él? ¿O no? ¿Alguno los conoció? No tiene caso.

Voy de nuevo al jardín. Vomito. El hedor a podrido abunda en este lugar… apesta a muerte, a venganza… Me agazapo en un rincón, abrazo mis piernas y comienzo a llorar. En un instante, mis gemidos se convierten en gritos, me levanto, golpeo todo lo que encuentro, patero las paredes, golpeo mi puño contra la tierra, me hinco, suplico, rezo, maldigo al cielo, al dios que me hizo esto, a ella… a ella. Caigo sobre la tierra una vez más. Me lastimo las rodillas. No la perdonaré. Mi mamá… mis hermanas… mis hijos…. mi padre ¿Quién más? ¿Quién me falta? Yo. Yo falto. Estoy muerto. Me asesinaron cuando los mataron a ellos. No podré sobrevivir ni siquiera para vengarme. No tengo fuerzas. ¿Para qué? Si ellos no regresarán. No es justo que ande tan tranquila por la calle… ¡No! La mataré… eso es… la desollaré viva… Me trueno el cuello.

Volteó a la avenida. Un grupo de curiosos se han reunido afuera del terreno. Nadie se atreve a entrar. ¿Disfrutaron del espectáculo? ¡Los asesinaré a ustedes también! La gente asustada comienza a dispersarse. Una madre, carga a su niña que comenzó a llorar con mi grito y se alejan. Que se larguen. Una vez que los chismosos se han alejado, tan sólo queda una esbelta sombra bajo un árbol observándome con detenimiento detrás de sus lentes oscuros. Me quedo helado. Saluda con la mano. El coraje, la tristeza y el odio me impiden moverme. Cierro los puños. Aprieto la quijada. Corro hacía ella sin fijarme en los coches que pasan en la avenida. Me avienta una motocicleta. No sé que pasa, pero siento un terrible golpe en la cabeza. Arde.

Cierro los ojos.

Cuando me levanto, ella ya no está ahí. Tan sólo el árbol sin ella. La avenida ha desaparecido y no hay rastro de las casas aledañas o del cielo. Una mancha gris está ahora en su lugar. Lo único que alcanzo a ver entre brumas es mi casa… las ruinas, los cadáveres de mi gente y mi propio reflejo.
No hay nada más allá.
No existe nada más para mi ni en esta tierra ni en la otra…

41 Comments:

  • Muy bueno el texto, siempre es un privilegio leerte, y me atrevo a decir algo, en este cuento "te noté desesperada", no sé, talvez mera imaginación mía. Un abrazo y cuídate. hasta la próxima

    By Blogger César venegas, at 11:47 a. m.  

  • ¿De verdad me veo tan voraz? ...

    By Blogger Janita, at 12:03 p. m.  

  • kisas amiga mia
    hace falta q te perdones o q tu perdones para asi ya no penen, para q no existan fantasmas, para cerrar capitulos y cicatrices.

    buena vibra+ :)

    By Anonymous Anónimo, at 12:42 p. m.  

  • kisas amiga mia
    hace falta q te perdones o q tu perdones para asi ya no penen, para q no existan fantasmas, para cerrar capitulos y cicatrices.

    buena vibra+ :)

    By Anonymous abel bernal, at 12:43 p. m.  

  • recuerdos que siempre estan, hay que cerra capitulos
    eres una gran persona persona y una linda amiga
    que merece todo lo mas lindo
    desde Fragmentos gracias, solo espacio para compartir de todo
    besitos y mil sonrisas


    besos y sueños

    By Blogger Freyja, at 2:36 p. m.  

  • Desde Sucesos gracias
    mil besitos y un lindo fin de semana
    mi abrazo muy grande



    besos y sueños

    By Blogger Freyja, at 2:36 p. m.  

  • que buen escrito!!!

    wow!!

    oye...

    que es eso de andar haciendome ese tipo de propuestas en el blog...

    aguas con mis gatitas...

    sacan las uñas luego luego!

    By Anonymous Anónimo, at 2:46 p. m.  

  • Me encanto el relato, tan lleno de ira, tristeza, impotencia y reflejos....

    By Blogger cantinero, at 5:16 p. m.  

  • O sea que lo mataron? pobre homnbre!!!!! porque lo hiciste sufrir tanto!!

    By Anonymous Enamorado anónimo, at 5:25 p. m.  

  • Es muy tuyo, muy tus letras... ya extrañaba leer algo tuyo!!
    besos doña Becerril

    By Anonymous Cristina, at 5:28 p. m.  

  • Mi vida yo no sé que haré si algún día me faltan tus letras... mientras me miras a la distancia con esa mirada tuya tan hermosa, pienso que ojalá un día me des luz verde...

    By Anonymous Anónimo, at 5:32 p. m.  

  • se nota tanto dolor en tu cuento que me llegó muy hondo. Muy padre Doña Becerril

    By Anonymous Oso nocturno, at 5:33 p. m.  

  • Muy buen texto, muy a tu estilo. Sigo por acá visitandote aunque no deje comments. Aquí ando. Beeesos

    By Anonymous Da Vinci, at 5:41 p. m.  

  • Recién estoy iniciándome desde hace poco tiempo en la lectura de tus publicaciones y, para serte sincera, la lectura de este texto ha sido sumamente disfrutada. Desde el comienzo al final. Un deleite leer las cosas que escribes. A seguir adelante.

    Por cierto, me gustaría poner un enlace en mi blog hacia el tuyo. ¿Estás de acuerdo?

    Besos.-

    By Anonymous Anónimo, at 8:33 p. m.  

  • Hello!!!! Oye, q melancolía en este texto. El perdón es lo más dificil, pero tú eres un ángel, pocas personas aguantan lo que tú. TE quiero!

    By Anonymous Mary, at 8:44 p. m.  

  • De alguna manera en fantasmas se convierten los lugares que dejamos. Muy bueno el texto. He intentado conseguir tuy libro pero al poarecer no. Ojalá lo consiga pronto. Saludos

    By Blogger eduardodegortari, at 12:03 a. m.  

  • Sublime como siempre.

    besitos

    By Blogger Hôichi, at 6:38 a. m.  

  • Que fuerte e impactante tu post... la otra cara de la moneda que quizas las convenciones sociales no se atreven a tocar...el de la muerte...el del cadaver que nos recuerda cuan efimeros somos y la responsabilidad que nos cabe por el solo hecho de existir... es el sentido de la muerte...¿que seria de todos sin la muerte?...pues nada...sin ella no hay vida... un relato iniciatico, sin duda.., te dejo invitada a mi blog...saludos de Chile; Claudio

    By Blogger Brujería Tolteca, at 11:21 a. m.  

  • se olle murmurar por toda la ciudad que un anciano llego,nadie sabe quien es y todos creen ver su negro corazon,!!!

    By Blogger Soldado.M, at 1:31 p. m.  

  • Mas alla de la vida, cada decisiòn tiene su consecuencia.

    Exelente relato.

    Un abrazo de Luz.

    By Blogger Princesa Dariak, at 5:48 p. m.  

  • muchos sentimientos no?

    alguna vez pense si una persona tiene todos esos sentimientos ala vez, podria volverse loca..

    bonito escrito como siempre sandra.. un beso.

    By Blogger //mi-cuchara, at 8:16 p. m.  

  • Me ha gustado lo que escribes. Gracias por visitar mi blog. Seguro habrá oportunidad de vernos en alguna parte. Saludos,

    By Anonymous Rafael Villegas, at 11:05 p. m.  

  • Excelente relato, me gusta como escribes, pude al leerte, meterme de lleno en el, imaginar, vivir la historia como si fuera mia..
    Wow

    By Blogger Abi, at 10:20 a. m.  

  • zaz. esto sí estuvo fuerte...

    By Anonymous Extranjero, at 11:54 a. m.  

  • Hola!

    Buen texto!!

    Un abrazo.

    By Blogger ALCON, at 1:52 p. m.  

  • Que bien cae leerte en domingo =)

    UN beso Escri!!!

    a.

    By Anonymous Ana Cristina, at 2:41 p. m.  

  • Senti la impotencia que queda el no haber podido hacer algo. Asi se siente la guerra ? Me dejaste pensando niña.

    Te dejo muchos abrazos. Me encantó tu post.

    By Blogger CHOCOLATITO, at 3:57 p. m.  

  • Muy interesante...

    By Anonymous Anónimo, at 5:17 p. m.  

  • Me gustó mucho... una forma inusual de ver la vida. Me encantan tus escritos. He leído otros blog donde dicen tooodo lo que les duele, pero tú eres tan sutil con tus letras que nos lo transmites sin necesidad de quejarte. Felicidades y también un abrazo por el éxito que han tenido tus publicaciones

    By Anonymous Enrique, at 7:51 p. m.  

  • Hola guapa! Me encantan tus escritos, hace mucho que no venía por tu blog, pero pasaré más seguido cuando pueda.

    Hay una tipa, una tal Gina que quiere imitarte, pero supongo que las imitaciones abundan no? Eso pasa cuando la gente brilla como tú, qué se pongan lentes! jaja Yo a veces entro a leerla porque me da mucha risa y además la envidia que te tiene se nota todo el tiempo. Ha de ser horrible vivir a expensas de la vida de otros. Fabiola te manda saludos.

    Cheers!!!

    By Anonymous Toño, at 7:52 p. m.  

  • Teacher!! Tanto tiempo!! Me da gusto entrar y ver que cada vez escribes mejor. Yo también te felicito por el éxito que tienes no sólo con tus libros sino con tus artículos y todo lo que emprendes!!

    Besos Doña Becerril

    By Anonymous Soy yo!, at 7:58 p. m.  

  • creeeeepyyyyyyyyy

    By Anonymous Anónimo, at 8:07 p. m.  

  • Me encantó lo obra de Guerra, está uy intereante, un poco de Poe y de Fuentes, a lo mejor se me escapa algun autor más que está implicito en tu obra, pero que al mismo tiempo determinas tu estilo

    By Anonymous Mario, at 8:34 p. m.  

  • Sandra, cómo le puedo hacer para soñar más seguido con tus ojos? Si alguien sabe, le agradeceré la ayuda.

    By Anonymous ringo, at 8:36 p. m.  

  • mmmmmmm curioso... curiosa la manera en que relata el protagonista lo que ve... y Ella!!! Cielos, Ella!!!

    muy bueno Doña Becerril jeje muy bueno... me encantan estos escritos

    <<< Mario >>>

    By Blogger Don Mario Gámez Rosales, at 9:21 p. m.  

  • Doña Becerril soy el duende 36 yujuuu!

    By Anonymous Anónimo, at 9:27 p. m.  

  • Amiguis!!!!!!!!! Cuándo me marcas desgraciada? porqué me abandonas??? jajaja

    Tenemos que vernos antes de que te vayas a Puebla!!!!

    By Anonymous , at 9:44 p. m.  

  • Majestuoso relato, muy lleno de sensaciones,....Mi admiración esta intacta...sorprendes con cada nuevo texto.

    Niña!!! espero ansiosa la buena nueva y gracias por tener el honor de ser la primera en saberlo.Se que sera algo bueno y me encantaría(este es mi deseo)saber que publicaras por aquí o lo que es mejor que también estaras por estos lados.

    mis cariños para ti y buena semana.

    By Anonymous Adriana, at 10:52 p. m.  

  • Bastante sombrio y excelente amnera de relatar la muerte, me gusta, como siempre un momento leyendote muy bien aprovechado.

    Besos

    By Blogger Omarcin, at 12:48 p. m.  

  • Muy bueno muy muy bueno!! me gusto!! me hiciste sentir esas emociones, me lo imagine todo!! casi casi se me salen unas lagrimas!! t sigo leyendo.
    Espero q cuando vaya en dic a MX tengas algun taller y poder ir!! siiiii

    By Blogger Eri-Eri, at 11:42 a. m.  

  • Increible encontrar lo que busco en un momento dado en tu blog, te he leido poco pero me parecio excelente.

    By Blogger GEB, at 12:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home