...

miércoles, febrero 06, 2008

Historia de Insectos

Esta tarde hace un calor insoportable. No logro detener la transpiración que corre por mi cara, que resbala hasta colarse en mi ropa y hacerme cosquillas. Estoy aburrido, no hago más que mirar por la ventana mientras me muerdo las uñas. Un ruidito me distrae: el zumbido de una mosca que se estrella sin cesar en el cristal. La miro con detenimiento rechinando los dientes. “Esta mosca es una estúpida”. Se golpea una y otra vez contra la ventana. Me pregunto que piensa ¿Que de pronto el cristal desaparecerá y la dejará salir? O tal vez ni siquiera se percata de los trancazos que se da. Así son las moscas de esta clase: se estrellan cientos de veces con el mismo vidrio y ni lo notan. A lo mejor les gusta el sufrimiento y lo gozan, es una masoquista ¿Y si... otra mosca la espera allá afuera? ¿Será? Pues este insecto está muy feo, no creo que nadie lo quiera. Eso debe de ser, se quiere suicidar por horrible, porque nadie la ama. Porque seguramente su mosca se fue con el abejorro conquistador que anda hurgando en las flores, le ha coquetear y con lo zorras que son no se hizo del rogar. ¡Pobre mosca amiga mía! Voy a aliviar tu dolor, no soporto verte sufrir así ¡Y tan feíta que eres!

Saco el matamoscas y mordiéndome los labios hasta sacar sangre, la aplasto contra la ventana. El insecto no se defiende, simplemente cede a su destino, resbala por el vidrio y cae al suelo. Soy un héroe, la ayudé a pasar al más allá…

Veo el teléfono, no lo resisto. Me levanto del sillón tronándome los dedos y le marco a mi novia. Mi linda, tierna, adorable, guapa, inteligente y genial novia. La amo. ¿Sabes? Siempre la he amado. Pero su número esta ocupado. Marco durante cuarenta minutos sin parar hasta que contesta. Le digo lo mucho que la necesito y me responde que no le importa. Me insulta, dice que la tengo harta con mis idioteces. Sonrío. Pobrecita, no entiende que soy sincero y que de verdad la amo, pero pronto lo entenderá, tal vez si la apapacho más, si la llamo más veces al día, si le compró más cosas, si… Ella me interrumpe diciendo que la deje en paz, que no quiere nada de mí, que la molesto con mis constantes llamadas y la abrumo con tantas atenciones. Dice que me quiere pero no me ama. (¡Me quiere! ¡Lo sabía!) Le digo que es el ser más maravilloso del planeta, el más hermoso. Calla un instante como escogiendo sus palabras cuidadosamente. (¡Me quiere! Y no desea dañarme ¡Le importo!) Finalmente me dice que conoció a alguien más. (¿Una amiga? No, una amiga no: un hombre) Un muchacho que le ha estado coqueteado del residencial de enfrente. Dice que es inteligente y atractivo. (¿Más que yo?) Tú eres… tú no eres precisamente un Adonis, comenta. No lo comprendo. Pregunto si me quiere, dice que sí (¡Me quiere!) como amigos (¡Me quiere!) Suspira. (¿Será por nuestro amor?) No, no es por nuestro amor. Suspira porque dice no saber el modo de deshacerse de mí. (¿Cómo? No comprendo) Te mentí, hace mucho que no te quiero. Perdón, pero necesitaba decírtelo, expresa con su dulcecita voz. No entiendo bien. Me cuelga el teléfono. No logro escucharla. Le marco de nuevo y su celular está fuera del área de servicio. ¡No es posible! Sé que me quiere, entonces ¿Por qué hace esto?. Una tremenda comezón me invade por todo el cuerpo, me froto los brazos mientras medito el por qué. Continúo rascándome hasta que mi piel enrojece y brotan pequeñas heridas…

Sin querer me pego contra la ventana. Me duele la cabeza. Me pego de nuevo una y otra vez a la espera de que mis ideas se acomoden. Tal vez estoy muy feo, a lo mejor nadie me quiere, ni mi novia. Me seco las lágrimas con la manga de mi camisa. ¡Tal vez la única que me quería era la mosca! El pequeño insecto que me hacía compañía, y yo lo maté. Soy un asesino, no un héroe. Pero ella, mi novia es peor que yo, también es una asesina porque además sacó el matamoscas de su desprecio y me aplastó contra la ventana…

Etiquetas:

18 Comments:

  • Este está buenísimo, pero ya lo habías posteado, no?

    Besos y abrazos.

    By Blogger Victor Castillo, at 12:11 a. m.  

  • Hola Sandra, despues de casi un mes de ausencia, vengo y me encuentro con tus maravillosas letras, y siento que regreso con mas ganas a la vida del blog...
    Delicioso!

    Un beso

    By Blogger aBi, at 10:45 a. m.  

  • Pobrecillo moscardón...

    :-(((

    By Blogger Exenio, at 11:25 a. m.  

  • Soy el duende 4 jojojo

    By Anonymous Anónimo, at 11:29 a. m.  

  • Tsss está historia con las moscas jaja me recordó a que me dan asco =/

    se me hacen bien feas...

    By Blogger Luthien, at 12:01 p. m.  

  • Detente no me mates, detente no me mates, soy un zancudo bilingue y voy a ayudarte...

    Si de casualidad te encuentas con ese zancudito, la verdad es que lo necesito de urgencia para el viernes =(

    By Blogger Bose, at 12:11 p. m.  

  • jejeje pedrada para alguien? jaja Doña Becerril, me encanta...

    By Anonymous Roberto, at 12:44 p. m.  

  • ay amiga!! jaja así le pasa a mucha gente!!! No captan las señales jaja tvo al ratin

    By Anonymous , at 12:45 p. m.  

  • Todos somos asesinos, si la ley castigara el matar sueños, matar ilusiones (a proposito del post anterior)...Etc. etc.

    Saludos Sandra.
    Como esta tu semana?.

    By Blogger sam, at 1:51 p. m.  

  • Lo malo de todo esto es que
    ( creo ) que el moscardòn no entendiò que ya estaba muerto y siguiò estrellandose con el cristal una y otra vez.
    es muy frecuente verdad ?

    me regalas una visita ?

    By Blogger FENIX, at 2:37 p. m.  

  • ya se que no deveria dejar esto aqui pero: me encantas.

    By Anonymous A., at 11:23 p. m.  

  • Muy buena historia, depurada y bien trabajada, te lleva solita. Me encantò. mil gracias por ella.

    SALUDOS PARA USTED Y PARA EL AHIJADO.

    By Blogger arcgabriel, at 11:58 p. m.  

  • ¡Hola! saltando de blog en blog llegué hasta el tuyo, no sé si me recuerdas, usaba el nick Maitencillo en loscuentos.net. Me da gusto verte de nuevo, prometo volver a leerte con calma.

    Un fuerte abrazo desde Chile :)

    By Blogger Efedepe, at 9:35 a. m.  

  • Hola Sandra,
    Un gusto leerte!
    Qué curioso, volteo y veo que hay una famosa mosca parada en la pared. La dejaré libre o la aniquilaré?? Ya te contaré luego ...

    By Blogger desde el Pacífico, at 1:24 p. m.  

  • El manejo de las palabras, impecable. El planteamiento, como dijo Gracián, breve y por ello dos veces bueno. Más allá de la metáfora, que aunque bonita resulta un poco predecible, me encanta la reflexión final. Todos somos asesinos. Asesinos de sueños, de ilusiones, de amores y, potencialmente, de aquellos a quienes amamos...

    Abrazos Centrífugos!

    By Blogger Centrífugo, at 5:35 p. m.  

  • aarggh... que onda con la gente que se clava asi no, luego hasta peligrosa se torna la cosa

    salu2 de
    Mr and Mrs Irigoyen =o)

    By Blogger BlackTigerX, at 7:45 p. m.  

  • Sin duda, escribes y sientes... todo lo que esa cabecita loca... transmite que es puro y neto talento!

    By Blogger ∂ZuL™, at 10:29 p. m.  

  • Ta divertido. Yo creía que le iban a pasar más cosas al personaje, que ibas a seguir con la analogía, que todo lo que el personaje dice de la mosca y hace con la mosca le iba a pasar casi igualito,... Supongo que la mosca de tu cuento era una de la familia Simuliidae, una mosca negra. Imagínate cómo será ver con unos 18000 ojos; de seguro eso la confundió: tantos ojos y un vidrio enfrente.

    By Blogger quique et alia, at 12:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home