...

lunes, octubre 15, 2007

Te necesito...

Daniel llegó por fin a su casa. Las llaves se le cayeron en un charco de lodo, no pudo agacharse a recogerlas por lo que con dedos temblorosos, tocó el timbre. La dulce voz de su esposa se escuchó por el interfón; Daniel trató de contestar la típica pregunta de ¿Quién? Sólo pudo escupir sangre. Al fin Graciela abrió. Por un momento vaciló en abrazar al hombre en la puerta quien parecía un vagabundo; dudó para después abrazarlo y ayudarle a entrar apoyado en su hombro. Daniel cojeaba. Al llegar a la sala le ayudó a recostarse en un sillón; la habitación estaba arriba y en esas condiciones no podría subir los escalones. Ella lamó al médico y limpió cada una de sus heridas con amor mientras le preguntaba en voz baja como si no quisiera que la escuchara: ¿Qué te sucedió? ¿Quién te golpeó? ¿Reconociste a alguno? Daniel negaba con la cabeza y la miraba a los ojos. Veía borroso. La escena era conmovedora: la esposa compasiva y abnegada curando a su marido con devoción y ternura. Tan sólo recordar que pensaba separarse de ella una semana antes… ¡Qué gran error hubiera sido!

Al fin llegó el doctor. Lo revisó y de inmediato pidió traslado al hospital. En su casa no podrían curar el brazo fracturado, coser las heridas y el esguince de cuello. Graciela pagó todos los gastos y a quedarse con Daniel en la noche. Se acomodó en un sillón viejo y roído junto a la cama del paciente. No se quejó del frío; durmió como perro fiel a sus pies. De vez en cuando se levantaba de su incómodo lecho para checar que su marido se encontrara bien. A Daniel más que las heridas, le dolía haber tratado así a su mujer, haberla maltratado como lo había hecho le avergonzaba. Justo aquel día en la mañana le gritó que ya no la necesitaba más. Se dio cuenta de que la necesitaba a su lado más de lo imaginado. Se prometió a si mismo jamás volverlo a hacer, incluso le pasó por la cabeza la idea de que se merecía la golpiza. Todo sucedió muy rápido. Unos tipos lo interceptaron fuera de su trabajo, lo obligaron a subirse a una camioneta negra y ahí lo patearon; le pegaron con bats, le dieron puñetazos hasta que la cara de su víctima pareció una mole de carne con sangre. Después lo dejaron tirado cerca de su casa. Daniel quiso parar un taxi, pero ninguno se detuvo. Él no los culpaba, después de todo por la facha que traía ni siquiera él se hubiese detenido. Mientras casi se arrastraba por las calles llegó a la conclusión de que era víctima de una venganza. Tal vez su amante o alguno de sus clientes…

Pasaron los días y Daniel regresó a su casa acompañado de su fiel esposa. Se quedó profundamente dormido. Graciela se acercó para besarlo y se percató que incluso roncaba. Lo arropó bien y justo cuando iba a recostarse a su lado, oyó el timbre de la puerta. Descalza, sacó una bolsa que mantenía escondida en un cajón y bajó con ella tratando de no hacer ruido. Abrió. Un tipo gigantesco y gordo la saludó. Quería pasar.

− ¡No!−gritó ella − Toma el dinero y vete

Le aventó la bolsa y cerró la puerta. Suspiró. Todo estaría bien ahora. Cuando volteó para subir las escaleras, sorprendió a Daniel observándola con lágrimas en los ojos y un bat en la mano derecha. La miró con un odio que ella jamás había visto.

− ¡Perdóname Daniel!− Se tiró a sus pies − ¡Es que necesitaba que me necesitaras tanto!

Etiquetas:

36 Comments:

  • Yuuuupiiiiii !!!!!
    ahora sì, soy primerooooo !!!!!

    By Blogger FENIX, at 10:10 p. m.  

  • Que historia !!!, un reflejo de unas situaciònes reales de nuestro Mèxico y parte de latinoamèrica.

    Hay algùnos que si se merecen una madr... ina pà ver si aprenden a respetar a sus mujeres !!!

    abrazos mi querida Sandy.

    By Blogger FENIX, at 10:12 p. m.  

  • no inventes... qué mente tan deliciosamente malévola tienes!! Qué final!!!
    Doña Becrril excelente semana

    By Anonymous Roberto, at 10:12 p. m.  

  • Buenísimo. Me angustié al pensar lo que ella sentía, aquella adoración que debió tener por el, una obsesión que la cegó.. y es que a veces lo que más se necesita es ser necesitada...

    Cariños y sueños para ti

    Que tengas linda semana =)

    By Blogger Sólo son palabras, at 10:37 p. m.  

  • Soy el duende 5
    jojoj

    By Anonymous Anónimo, at 11:46 p. m.  

  • Excelente!
    La verdad, por alguna extraña razon presenti el final...
    Muy bueno en verdad..
    Buena semana!

    By Blogger aBi, at 11:49 p. m.  

  • uuuuy...

    By Blogger BlackTigerX, at 12:06 a. m.  

  • Sandra:

    Una clara forma de describir cómo, en un momento dado, podemos llegar a destuir lo que más queremos, por no saber quererlo; desde la perspectiva de los dos.

    Algo similar a lo ocurrido en la palícula "Misery", con Kathy Bates y James Caan, la viste?

    Besos, abrazos y que tengas excelente semana.

    By Blogger Victor Castillo, at 12:26 a. m.  

  • Casi siempre en lo que llamamos amor, viene incluído un sentimiento que creo que no es verdaderamente amor; me refiero a la necesidad de ser amados. Y ya, dándole una vuelta más, necesidad de ser necesitados. Estamos tan acostumbrados a sentirlos que los confundimos con el amor e incluso, cuando acertamos a distinguirlos, seguimos pensando que si hay amor necesariamente debe haber esa necesidad de ser amado y, consiguientemente, todos los otros sentimientos añadidos (exclusividad, posesión, etc). No hay más que echar mano de las pasionales letras de la música popular, entre las cuales mis preferidas son sin duda las rancheras de tu tierra.

    Y, sin embargo, esta altura de mi vida quiero creer (lo creo sinceramente) que amor y necesidad de ser amado son cosas distintas, que no tienen por qué ir juntas y que debemos aprender, en nuestro crecimiento personal, a saber separar. Pienso que la necesidad de ser amado (siempre fruto de nuestras inseguridades y miedos) es uno de los peores cánceres del amor. Este cuento tuyo me ha parecido un bonito ejemplo (algo exagerado, como la letra de una ranchera, como debe ser) de adonde nos puede llevar ese sentimiento que se confunde con el amor.

    Gracias por tus comentarios en mi blog. Me encanta que me lea una mexicana que, además, escribe tan lindo. Como dije en un post de no hace mucho (que me encantaría que leyeses): quiero aprender mexicano. Besos.

    By Blogger Miroslav Panciutti, at 2:55 a. m.  

  • Orale.

    Jejejeje maquiavelicamente delicioso, deseaba el final....
    Y q conste que lo deseaba no que me haya proyectado..
    Deliciosa, simplemente deliciosa, me arrancaste una buena sonrrisa para empezar el dia.

    Necesitaba, que me necesitaras.

    Cuantas veces, habremos escuchado esto, a veces no hace falta un golpe para hacerte sentir asi..

    Le dejo Doña Becerril.
    Jeje

    Le deseo un excelente día; un abrazo desde estos lares.

    Pd. de nuevo tenia ganas de fumar..
    y no resisti la tentacion, luego te cuento.

    By Blogger RICARDO MURGUIA, at 8:39 a. m.  

  • Definitivamente es asi...

    No necesariamente algo fisico, sino que aveces en las palabras, en un te hago, pero me desquito haciendo algo mas que ni cuenta te daras, tristepero asi es un juego que uno quisiera nunca empezar...

    Que tengas un excelente inicio de semana lleno de muchas sonrisas para que las regales =) )

    By Blogger Bose, at 9:43 a. m.  

  • El asunto es que, no creo que entre el centenar de admiradores que usted tiene no haya uno que le escribiera un poema, en los comentarios se ve como saltan tirándole el can durisimo. Yo creo, que le han escrito mil poemas, a su tremendos y descriptivos ojos, al lunar de su rostro que acompaña su boca torneada de color, a la caida de su pelo que acaricia y perfuma el viento, que en compás, viene y va ... a esas manos, que vueltas flechas son lanzadas por el arco de su corazón en letras que, nos entran y se nos quedan ... Yo creo que le han escrito mil y un poemas y usted, no los ha querido leer.

    SALUDOS Y GRACIAS POR EL COMENTARIO EN MI BLOG, SIEMPRE ES GUSTO QUE, DE PRONTO, APAREZCA.

    By Blogger arcgabriel, at 10:50 a. m.  

  • vaya vaya..uff...creo que los dos tuvieron su merecido encanto.

    Buena es usted con sus cuentos.

    Besos a Sebastián

    Te dejo cafecito caliente en casa.

    Cariñotes soleados.

    Graciela

    By Blogger Clarice Baricco, at 11:03 a. m.  

  • buen final!! speechless!!!
    pero q rico es sentirse necesitada q no?!?!?! siiiiiiiii!! claro q lo q hizo es bastante loko!! pero igual se lo merecia no?? ahhh hasta chinita me pongoo

    By Blogger Eri-Eri, at 11:03 a. m.  

  • Buen relato, me gusto.
    Si el le hizo antes algo se lo merecia, pero no para quedarse con su compañia, no se puede mendigar amor o cariño y menos de esa forma.
    Un beso Sandra.

    By Blogger ungeniodelampara, at 11:04 a. m.  

  • Pégame! Golpéame pero no me dejes jajaja

    tqm Sand... te veo al rato? Vamos a comer unas crepas de chocolate blanco? siiiiiii?

    Prende tu cel!

    By Anonymous Né (la original, no hay de repuesto jajaja), at 11:43 a. m.  

  • Uy, no salió mi comentario publicado...

    Decía que ambos están enfermos: él no la ama, sólo la necesita. No se si yo querría eso. Y ella es masoquista.

    Un abrazo, nena.

    By Blogger Arcángel Mirón, at 1:29 p. m.  

  • Claaaaaaaro que sirven los albures.

    By Blogger Borrego, at 1:55 p. m.  

  • De estas historias conozco dos y bien macabras como ésta. Una realidad que vemos en familias donde hay un maltrato psicologico que empuja a una de las partes tocar los límites. De terror.

    Un abrazo,

    Maya

    By Blogger MAYA, at 4:42 p. m.  

  • Hace tiempo que no paseaba por tus letras y me encuentro con esta bella historia. Real y brutal, reflejo de nuestra sociedad.
    te abrazo y agradezco el momento de leerte.
    MentesSueltas

    By Blogger MentesSueltas, at 5:45 p. m.  

  • caray y asi de mal tenemos la mente... este cuento me hara reflexionar largo rato sobre lo que estoy pasando... cruel ambas paretes de la historia sin darse cuenta de como juegan entre ellos a quererse y lastimarse

    un abrazo

    By Anonymous Yol, at 10:02 p. m.  

  • jaja la vieja salió mas canija que bonita jaja

    Si, las obsesiones a veces nos hacen cometer disparates.

    saludos
    Arrivederci

    By Blogger -•MiTa CorLeoNe•-, at 10:22 p. m.  

  • Excelente!!! me encanto sandra!

    saludos!

    By Blogger Abbita, at 10:26 p. m.  

  • ¿Cómo es este asunto del blog? a veces me dan la 1am y es entonces cuando me animo a dar una vuelta por estos rumbos...... hoy es una hora mas temprano, al fin da lo mismo. Saludos y besos, muchas bendiciones para el bebé

    By Blogger Miguel Ángel Osorio Hernández, at 11:50 p. m.  

  • Me encantas... esa perversidad es exquisita... además el final: necesitaba que me necesitaras... no importa todo lo demás, esa frase encierra todo...
    Doña Becerril, besos madrugadores

    By Anonymous Anónimo, at 12:01 a. m.  

  • escalofriante texto. Hola de nuevo

    besitos

    By Blogger Hôichi, at 7:06 a. m.  

  • 1 Minuto de aplauso de aparador pa ustè !! muy buen texto, y por mas que quise adivinar el final, no puede !!

    Muy buen principio relato y estocaa final !! ni hablar !! Sandrita Eres muy buena en lo que haces !!


    allì andamos !!

    By Blogger violador de papantla, at 9:38 a. m.  

  • Inquietante...
    Me ha dejado el corazón intranquilo.
    Esa palabra: Necesitar. Es solo una amenaza cariñosa...¿Verdad?

    Un abrazo,

    By Blogger León de Cantabria, at 10:01 a. m.  

  • Ay q bonita historia!!
    Y nos hace ver q el amor aveces se convierte en obsecion por estar con esa persona a la q estamos tan acostumbradas!!

    Besos y saludos a Sebastian!!

    By Blogger Oº°‘Alma Delia‘°ºO, at 10:46 a. m.  

  • Todavía estoy con la boca abierta porque no me lo creo.....

    No me esperaba ese final para nada.

    Excelente!!

    Besos ;)

    By Blogger Dragonfly, at 11:13 a. m.  

  • Lo extremos de la obsesión, el deseo enfermo que pervierte...
    Muchos saludos Sand!

    By Blogger Kare, at 11:51 a. m.  

  • ... me suena a esas frases como "odio amarte tanto", "adoro odiarte" y "me encantas cuando me amas mientras me matas".

    Saludos

    El Enigma
    Nox atra cava icrcumvolat umbra

    By Blogger Enigma, at 8:27 p. m.  

  • Me recorde la película de "amores perros", nada que ver, pero en fin... jeje... muy real la historia, tanto que se adivina el final... en que mundo vivimos?...

    Saludos desde la trinchera mallugada...

    By Anonymous zurytha, at 1:45 p. m.  

  • Temor a la soledad que justifica la causa de lo causado.

    By Blogger Exenio, at 1:03 p. m.  

  • Sandra q rico escribes, sabes algúna vez me dieron ganas de hacer lo q describes, pero soy cobarde, muy cobarde, por q hasta para hacerlo hay q tener valor.

    Bsuchitos

    By Blogger Nube Gorda, at 10:50 a. m.  

  • Sandy:

    En verdad habrá pensamientos de mujer de esa magnitud, me asusta...

    By Blogger Silmar, at 7:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home